Places Travels Uncategorized

Godowon Healing Center: bienestar entre las montañas

March 3, 2021

Cuando nos contactaron para ir a un viaje a Chungju, estuve muy emocionada de ver que el itinerario incluía una visita a un centro turístico enfocado en el bienestar físico, mental y espiritual . Y para mi suerte, lo visitamos en dos ocasiones, pudiendo disfrutar de distintos programas y clases impartidas por muy buenos profesores.

Quisiera contarles un poco de cada una de las cosas que hicimos, así que será un post largo. Pero supongo que les servirá si es que planean, al igual que yo, visitar este tipo de lugares en sus viajes de turismo por Corea.

Qué es Godowon Healing Center

Ubicado en Chungju, Godowon Healing Center es un centro terapéutico enfocado en la meditación. Su misión es   ayudar a desintoxicarnos de la ajetreada vida en la ciudad a través del disfrute del silencio, y de sentirse inmerso en la naturaleza.

A través de esta pausa, que muchas veces puede ser difícil, es que logramos eliminar todas estas cargas, pesares y sentimientos negativos, dándonos un espacio para reencontrarnos con nosotros mismos.

Dentro de las dependencias, se puede encontrar una cafetería, que sirve té e infusiones preparadas por ellos mismos, pero también café y bebidas más clásicas. Les recomiendo probar el “signature drink” que es un té preparado con mucho jengibre. Ideal para mejorar las defensas.

Mi segundo lugar favorito es su “Dream Library”, una biblioteca organizada por colores, donde se encuentran diversos títulos. Tiene espacios interiores hechos para leer cómodamente mientras tomas una taza de té y te desconectas del mundo.

Otros lugares (que no pudimos visitar pero deben ser igualmente bellos), son su spa, senderos entre los bosques que rodean el centro y habitaciones.

Programas de meditación

Una de las tantas cosas destacadas del centro, es que se han preocupado de generar programas para distintos tipos de necesidades. Si bien la meditación nos sirve a todos, hay cosas que por la edad, nuestra condición física, o factores externos, son difíciles de ejecutar.

Por ejemplo, dentro de las meditaciones de sanación, cuentan con programas desde uno a tres días, otro enfocado en parejas, en terapia de parejas, y para grupos familiares.  Finalmente, mi favorito: uno dedicado a la meditación a través de la lectura. En este, el guía escoge un libro, que es leído durante tres días y dos noches, para luego compartir sensaciones, ideas y reflexiones asociadas a la lectura.

También, existen programas enfocados en la salud y la sanación, por ejemplo, el “brain detox” mezcla medicina asiática tradicional con occidental, el programa de ayuno enfocado en la limpieza de colon, otro enfocado en sanación de traumas, menopausia e insomnio.

Y si la meditación no es algo que quieras hacer, también tienen actividades como caminata entre bosques, aromaterapia, arteterapia, reflexología, baile e incluso terapia de risas.

Alimentación Saludable

Uno de los pilares fundamentales del centro es la alimentación saludable. Cuando visité el centro de Healience también tuve una experiencia similar. Debíamos comer lentamente, saboreando los alimentos, agradeciendo el poder sentirnos satisfechos y masticar despacio.

En la actualidad, con el tiempo caótico que tenemos cuando trabajamos, o cuando nos sentimos agotados que lo único que pensamos es en pedir delivery de comida, poder comer balanceado es un privilegio. Y aquí esa opción se vuelve tangible a través de comida sana, muchas verduras y muy poca proteína animal.

Además, tal como en otras actividades del centro, en medio del tiempo de comida se hace sonar un gong. El gong invita a una pausa consciente para poder asimilar qué es lo que estamos comiendo, sentir las texturas,  hacerse presente en el momento de la alimentación y no funcionar en piloto automático.

Sunmudo

La primera actividad que pudimos disfrutar durante el primer viaje fue una clase de meditación y Sunmudo básico.

Como les contaba en mis post de instagram, Sunmudo es un arte marcial budista creado en Corea, influenciado por el budismo Seon (El cuál apareció en el periodo Silla), que se enfoca en crear un tipo de meditación dinámica.

Y aunque también fue utilizado en el Siglo XVI para repeler las invasiones japonesas ( donde se realizaban los mismos movimientos con dagas y otro tipo de armas con filo), hoy por hoy, se practica desde el enfoque meditativo, invitando a budistas y no budistas a disfrutarlo.

Intentando hacer los movimientos de Sunmudo

En nuestro caso, la clase fue de una hora, donde el profesor nos enseñó algunos movimientos básicos de brazos y manos, estiramientos, patadas y técnicas de respiración.

Si bien este tipo de práctica no es tan conocida en occidente, en Corea hay algunas escuelas que lo enseñan (aunque en menor medida que el Taekwondo). Así que si quieren experimentar una “one day class”, Godowon Center es el lugar perfecto para hacerlo.

Yoga

Tuve la oportunidad de descubrir el yoga hace ya casi 10 años atrás junto a una de mis mejores amigas de la infancia, con ella, y gracias a distintos profesores aprendí las asanas básicas (posturas del yoga), así que esta clase me resultó particularmente divertida.

El profesor se enfocó en enseñarnos movimientos de Hatha yoga, junto a algunos tipos de respiración. Es una clase activa y divertida. Algunas de las instrucciones básicas son dadas en inglés, así que ya saben, si no saben coreano no tienen porqué restarse de participar.

Cuencos tibetanos

El primer día de visita tuvimos una clase de sonoterapia para cerrar la jornada. Si bien era la primera vez tocando algunos de los cuencos, ya tenía una leve noción de qué es lo que era y cómo funcionaba. En mi matrimonio, mis tíos fueron los encargados de oficiar la ceremonia e incluyeron cuencos de cuarzo.

Esta vez fueron tibetanos, los que se dice pueden ayudar a armonizar nuestros chakras (seis o siete dependiendo de la rama de estudio) distribuidos por nuestro cuerpo desde la cabeza hasta la zona del sacro.

En esta clase aprendimos a hacerlos sonar, vimos cómo reaccionaba el agua con las vibraciones del cuenco y pudimos hacernos terapia entre nosotras. A mi me tocó con Claudia (coreanizada) y fue una experiencia bastante divertida.

Desconexión como forma de conectar

Es indudable que el mundo está cada día más extraño. Y lo que no hemos aprendido por nosotros mismos, nos lo ha enseñado la pandemia.

El año pasado nos vimos aprendiendo a hacer manualidades, haciendo pan, tejiendo, intentando hacer una huerta en casa. Todas cosas alejadas de la tecnología y las redes sociales que nos permitían sanarnos.

En este caso, este tipo de turismo es algo similar. Nos aleja de los estímulos  (muchas veces negativos) del trabajo, internet, del exceso de información, y nos entrega una cosa: tiempo para estar con nosotros mismos.

¿Cuántas veces nos hemos sentido improductivos y culpables porque no estamos haciendo “algo” que genere ganancias económicas? Cuestionarse estas cosas nos hace poner atención a lo que podemos estar necesitando y obviando desde hace mucho tiempo.

Si es que vienen a Corea, los invito a darse una vuelta por Godowon Healing Center. Pueden dedicarle un día, y saldrán evidentemente mucho más felices. Se los aseguro.

 

Datos importantes

Dirección: 201-61, Useong 1-gil, Noeun-myeon, Chungju-si, Chungcheongbuk-do

Valores: depende del programa, pero van desde los 120.000 won, 78.000 clp, 107 dólares.

Página web: http://godowoncenter.com

You Might Also Like...

1 Comment

  • Reply
    Fumobsem
    May 6, 2021 at 9:49 am

    It is interesting. Tell to me, please – where to me to learn more about it?

Leave a Reply

Scroll Up